Espacios naturales

 

El río Lea nace en el monte Oiz y se extiende hasta la marisma del antiguo molino de mar llamado Maria Errota. En su recorrido pasa por lugares de baja densidad de población y gran belleza natural. Además de ser uno de los ríos más limpios de Bizkaia, el agua es potable en todo su recorrido.

El valle del río Lea abarca 81,48 Km² y comparado con los demás ríos de Bizkaia puede decirse que es de tamaño medio. Mide en total 24 Km de longitud y si sumamos todos los afluentes, llega a 125 Km. Su perímetro es de 46 Km y cubre 81,48 km².

Si trazamos una línea recta desde su origen hasta su desembocadura, mide 17,5 Km, y en ese tramo baja 1.029 metros, es decir que nos encontramos con un desnivel de 19,7 grados.

El río Lea nace en la parte norte del monte Oiz y sigue en dirección norte-noreste, atravesando Munitibar, Aulesti, Gizaburuaga, Amoroto e Ispaster hasta desembocar en Lekeitio. En su primer tramo, el río Lea recibe el nombre de Oiz, y no recibirá su nombre definitivo hasta recoger las aguas del río Nabarriz a la altura de Aulesti. Aquí, entre los abrevaderos de Beko-Errota y Errotabarri, hay una zona para la pesca de truchas y otra para la de salmones.

El recorrido del río Lea no es nada uniforme. En los primeros kilómetros, a su paso por el monte Oiz, baja por cuestas muy empinadas y llega hasta lo más hondo del valle; por lo tanto, en un tramo muy corto supera una diferencia de 800 metros. A partir de ahí, un buen tramo del río se extiende por un amplio valle, pero otra vez se vuelve a estrechar el cauce. Tras unos cuantos kilómetros, a medida que nos acercamos a la desembocadura de Lekeitio, se ensancha de nuevo.

La flora que hallaremos en este valle varía de la parte alta a la parte baja; así, en el primer tramo, vemos que el bosque se ha cuidado muy bien en la orilla del río. Más adelante se cubre de plantaciones de coníferas, perdiendo la orilla del río su riqueza vegetal. Parece ser que antaño este río era navegable.